CUERPOS POLICIACOS.


ABC TLAXCALA - LÍDER DE NOTICIAS EN EL ESTADO

ABC TLAXCALA Principal


CUERPOS POLICIACOS.

Correo electrónico Imprimir PDF

En septiembre de 2011, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) presentó los resultados de la Encuesta Institucional 2010, que evaluó la percepción de los elementos operativos que integran las instancias de seguridad pública en las entidades federativas, sobre los resultados directos de la ejecución de programas, proyectos y acciones, por parte de los gobiernos estatales, en el ámbito institucional de la seguridad pública, asociadas a los ejes estratégicos aprobados por el Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

 


Para llevar a cabo el levantamiento de esta encuesta y la recopilación de la información sobre los resultados de la misma, el Consejo de Seguridad Pública de cada entidad federativa contrató a un evaluador externo, quien se encargó de aplicar las encuestas, recopilar la información correspondiente a 2010, y entregársela al propio Consejo, que a su vez la remitió para su debido procesamiento a la Dirección General de Planeación (DGP) del SESNSP.


En materia de sueldos y salarios, la medición arrojó que los elementos adscritos a las policías municipales, custodios penitenciarios, y las policías de tránsito estatal y municipal, son los que perciben los ingresos más bajos. Sus salarios varían entre los mil 601 pesos a los 4 mil 800 pesos.


En el caso de Tlaxcala, un diagnóstico elaborado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en 2010 reveló que la policía local sufría un déficit salarial promedio de 34.5 por ciento (%), que se traducía en un faltante mensual de 3 mil 454.1 pesos.
En ese año, existían tres mil 606 elementos de seguridad pública que percibían mensualmente un sueldo promedio de 6 mil 545.90 pesos. Sin embargo, la remuneración mínima recomendada por el gobierno federal para que pudieran cubrir las necesidades básicas en su hogar se calculaba en 10 mil pesos.


Ello significaba que, para remediar el déficit salarial de sus elementos de seguridad, a través de la homologación del costo de vida que la Federación propone para las policías locales, en el marco de la lucha contra la delincuencia organizada, el gobierno estatal debía hacer una aportación de 12 millones 455 mil 485 pesos, misma que no concretó.


Respecto a capacitación, la encuesta reveló que los elementos policiales reciben proporcionalmente más cursos de formación inicial y actualización, y menos cursos de especialización.
En nuestra entidad, sólo la mitad del personal de seguridad pública recibe capacitación especializada desde su ingreso a su corporación, lo que advierte un importante nicho de oportunidad, considerando que este indicador está por debajo de la media nacional -55.2%-. Además, se halló que nueve de cada 10 elementos policiales cuentan con Clave Única de Identificación Personal, siendo Tlaxcala la quinta entidad con mayor avance -98.2%-.


Por otra parte, el estudio demoscópico apreció que, para los elementos policiales, del equipo con que cuentan, sus armas de fuego, esposas y cargadores, son los que en mejores condiciones se encuentra, dejando en últimos puestos elementos como bicicletas, instrumental de investigación y criminalística, y motocicletas.
En paralelo, ubicó que cuatro de cada 10 elementos estiman que, para mejorar su trabajo, en su institución hace falta más capacitación, pero también mejores sueldos y prestaciones, mejor equipo de trabajo -como armamento, vehículos, laboratorio y tecnología-, mejor trato y motivación de los superiores, junto con mayores oportunidades de crecimiento y mayor lealtad y sentido de pertenecía.


Esto último, sin duda, cobra especial sentido, al reconocer que tres de cada 10 elementos considera que el maltrato y la intimidación, por parte de sus superiores, es uno de los principales problemas de su corporación. Otras problemáticas percibidas por los uniformados son la falta de actitud de servicio por parte del personal de seguridad pública, la corrupción de los malos elementos, y la falta de organización y de liderazgo de sus mandos.


Para Albert Einstein, “la locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”, y en Tlaxcala, las autoridades atendieron la conseja: dignificar la función y labor de los elementos que previenen, investigan, persiguen el delito ha sido un paso importante en este sexenio.


A finales de junio, el gobierno estatal informó sobre el otorgamiento de una Compensación por Riesgo a policías en activo, el aumento del salario a los nuevos elementos de la Policía Estatal Acreditable (PEA) y el otorgamiento de un bono para la adquisición de vivienda a los trabajadores de estas corporaciones, con un gasto general para este año de 53.1 millones de pesos.


Se trata, pues, de un esfuerzo sin precedente para mejorar las condiciones de vida de quienes integran los cuerpos de seguridad en la entidad, abocado a garantizar que servidores públicos como cadetes, suboficiales, oficiales, agentes, vigilantes, policías y patrulleros, gocen de suficiencia en sus ingresos y condiciones laborales que, eventualmente, inhiba la posibilidad que incurran en actos de corrupción, incluso, la tentación de cambiarse al bando de la delincuencia.


La presente administración ha entendido que la seguridad y la tranquilidad en Tlaxcala son elementos vitales para el desarrollo de las actividades productivas de la entidad. De ahí su interés de integrar cuerpos de seguridad cada vez más capacitados para que puedan servir de una mejor manera a la sociedad.
Ojalá los elementos respondan a estos beneficios, y que estos se multipliquen en función de mejores resultados.